Revista Leadership »



El directorio: pieza clave en la gestión empresarial

Imagen Thumbnail para AFISCA2.jpg

En toda organización el directorio cumple un rol importante, pues actúa como fiscalizador de la alta gerencia, vela por los derechos de los accionistas y se encarga de tomar las decisiones estratégicas para la correcta administración de la compañía. En el caso de las empresas familiares también resulta clave la conformación de una junta directiva que permita una mejor gestión empresarial. En torno a este tema Leadership entrevistó a Ricardo Aguirre, director gerente de Afisca, consultora independiente dedicada al asesoramiento de personas naturales y jurídicas en materia fiscal, legal, contable, administrativa y empresarial.

¿Cuándo se debe crear un directorio en una empresa familiar?


Aquellas compañías pequeñas que funcionan adecuadamente bajo una dirección unipersonal no necesitan conformar un directorio. A medida que su administración se torne más compleja y empiecen a elevar su nivel de facturación (cuatro millones de dólares aproximadamente) sí se debe contemplar la posibilidad de constituir una junta directiva, cuya función principal es fiscalizar a la alta gerencia, pues uno de los principales problemas al interior de las empresas familiares es el nepotismo. Otro inconveniente es la falta de decisiones y la carencia de planteamientos sucesorios cuando no se encuentra el líder o fundador.



¿Quiénes deben formar parte de un directorio?


El directorio debe estar conformado por un rango de tres a siete personas como máximo, teniendo en cuenta siempre un número impar para que exista un equilibrio en caso se presente un empate al momento de tomar decisiones. No es recomendable que un directorio esté compuesto por demasiadas personas, porque pierde flexibilidad, se resta valor al aporte de todos los miembros y se puede convertir en una Torre de Babel. Asimismo, sus integrantes deben cumplir con una serie de requisitos desde el punto de vista personal, entre ellos: liderazgo, trabajo en equipo, visión, habilidades en la comunicación para poder interrelacionarse con sus compañeros y propiciar un intercambio de opiniones válido, capacidad de análisis y actitud para cuestionar los temas que se presenten en un directorio. A nivel profesional, se recomienda contar con vínculos en el sector donde está inmersa la empresa, pues resulta fundamental tener conexiones útiles en el mercado. Al mismo tiempo, un buen directorio debe estar constituido por profesionales en diversas áreas, tales como: finanzas, recursos humanos, contabilidad, de manera que sea un grupo heterogéneo.



¿Cuáles deben ser sus funciones?


La principal función del directorio es el diseño de políticas a largo plazo; es decir esbozar la estrategia, plasmarla en documentos y transmitirla a la alta gerencia. Debe velar por los intereses de los accionistas (minoritarios o mayoritarios), controlar permanentemente los estados financieros y los riesgos en que incurre la compañía para proteger su patrimonio, asegurar que exista transparencia en la comunicación interna y convertirse en el órgano que defina los lineamientos éticos de la empresa.



¿Qué rol ejerce el directorio frente a los cambios generacionales?


En este caso se presentan dos opciones: si contamos con un directorio, su único rol es la continuidad de las políticas de la empresa y asegurar que ese periodo de transición no implique una transformación en el funcionamiento de la compañía. De no existir un directorio previo a un cambio generacional, lo primero que debemos hacer es elaborar un protocolo, en el cual los familiares se ponen de acuerdo sobre el manejo de la organización para evitar conflictos y temas de nepotismo, desigualdad en el pago a los empleados, etc. Además, se puede instituir una junta de asesores externos y con el tiempo invitar a uno de ellos a formar parte del directorio, con la finalidad de tener miembros independientes. Cabe resaltar que según las estadísticas solo el 15% de las empresas familiares sobreviven al tercer cambio generacional.

¿Cuál es la participación del directorio en la elección de los cargos ejecutivos?


El directorio debe velar porque las personas que se incorporen a la organización cumplan con las características para desempeñar su función, no sean contratados por temas de vínculos, que su remuneración se encuentre acorde con el mercado y su rol en la organización sea protagónico.

Institucionales